Instalación de la Respetable Logia Illa Nº 44, Valle de Lima, Perú

0
180

El sábado 16 de marzo de 2019 y después de más de un año de preparación en los distintos temas  que  requiere la formación de una nueva Logia, la segunda en el Valle de Lima, llegó la fecha de instalación, y todas las fundadoras de la Logia ILLA N° 44 estaban muy contentas, nerviosas y sobre todo emocionadas.

La amplia asistencia de la Gran Oficialidad de la Gran Logia Femenina de Chile como Comisión Instaladora, fue un gran apoyo y respuesta al esfuerzo que había significado el formar esta segunda Logia. Incentivo aún más el compromiso para hacer que en esta Ceremonia de Instalación se percibiera, al máximo, el egregor masónico que impulsó a formar este nuevo Taller.

El Levantamiento de Columnas se realizó en el Templo de la Logia Mixta Fraternidad y Unión N° 50, es un Templo pequeño que estuvo lleno esa mañana soleada de verano limeño con la Comisión Instaladora presidida por la Serenísima Gran Maestra Carmen Mardones Hauser acompañada de las Grandes Oficiales. Acompañaron a la Ceremonia, la Venerable Maestra de la Logia Lichkay N° 28, la Logia Madre, Eileen Loayza e integrantes del taller; la Venerable Maestra de la Logia Fraternidad y Unión Norma Castillo y todas quienes conforman la Respetable Logia ILLA N°44. La presencia de la Serenísima Gran Maestra y de las Grandes Oficiales, dieron a la ceremonia majestuosidad y solemnidad.

 

Cada una de las integrantes de la Logia Illa que prestó juramento al cargo que desempeñarán durante los dos primeros años, lo hicieron con el fervor,  compromiso y el respeto que el rito de la Ceremonia exigía. Luego siguieron los brindis y los sentidos buenos deseos para la Logia recién instalada.

El  Ágape  se desarrolló en el Centro Aeronáutico del Perú, ubicado en el distrito de San Isidro, cuya sede es una hermosa casona de la época republicana, bellamente decorado, donde se disfrutó de un ambiente de fraternidad y alegría. El almuerzo, con platos típicos, estuvo amenizado con danzas peruanas para el disfrute del folklore y cultura peruanos.

Los largos meses que transcurrieron desde que 9 integrantes de la Logia Lichkay decidieran formar una segunda Logia para colaborar en el crecimiento de nuestra augusta orden,  fueron tiempos de fortalecimiento espiritual que las preparó para vencer los obstáculos, porque la tarea era ardua; trabajar unidas, porque se requería de un trabajo en equipo y ser líderes, porque había que tomar decisiones en beneficio de todas las partes, ya que algo que caracteriza a las masonas de la Logia Illa, es la libertad de pensamiento y de acción, dentro de la fraternidad y tolerancia que  identifica a nuestra institución.

En palabras de su Venerable Maestra María Elena Labarthe: “Tenemos una gran responsabilidad, pero estamos seguras que sabremos asumir satisfactoriamente los retos que nos traerá el futuro y que estaremos a la altura de las exigencias que la Gran Logia de Chile ha puesto en nuestra, ahora,  querida Logia Illa N° 44.”