Día Internacional de la Educación No Sexista

0
40

El Día Internacional de la Educación No Sexista se origina a partir del trabajo de la Red de Educación Popular entre Mujeres de Latinoamérica y el Caribe (REPEM), en Paraguay, el 21 de junio de 1989. Este día se estableció con el fin de contribuir a la construcción de una sociedad más justa y equitativa, promoviendo el derecho a la educación de las mujeres de sectores populares de América Latina y el Caribe. El objetivo es eliminar las desigualdades presentes en la educación, que se perpetúan en todas las dimensiones de la sociedad. El sexismo es una organización social que establece la preeminencia de un sexo sobre otro, manifestándose en discursos y prácticas discriminatorias hacia las mujeres y el colectivo de la diversidad sexual.

En nuestro país, las políticas públicas de educación están orientadas a establecer acciones concretas que reconozcan y otorguen igual valor a las capacidades y habilidades de los estudiantes. Estas políticas incluyen:

  • Capacitación en materias de género y derechos de las personas.
  • Eliminación de los estereotipos de género, como la idea socialmente arraigada de que “los niños son buenos para las matemáticas” y las niñas “son buenas para el lenguaje”.
  • Erradicación de todo tipo de discriminación en los espacios educativos para propiciar el desarrollo de habilidades dentro del ámbito educativo y con un claro efecto social.

La Educación No Sexista requiere un trabajo colectivo entre escuela, familia y sociedad. Los docentes están llamados a ejercer importantes liderazgos dentro de las comunidades educativas, generando espacios de formación respetuosa, diálogo constante y trato digno con el estudiantado. Sin embargo, es una responsabilidad conjunta con el resto de la comunidad escolar, donde debemos contribuir responsablemente a su desarrollo, siendo conscientes del importante cambio de paradigma en el ámbito socio-educacional.

Siendo la Educación No Sexista un desafío con décadas de desarrollo, ¿cómo contribuimos desde nuestro espacio de discusión y reflexión a nuestra sociedad con herramientas para el fortalecimiento de una Educación No Sexista en Chile? ¿Qué acciones concretas podemos tomar para eliminar los estereotipos de género y fomentar un entorno educativo más inclusivo y equitativo?

Desde la perspectiva de la masonería femenina, es fundamental apoyar y promover la educación no sexista, pues esta forma de educación es clave para la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Al impulsar la igualdad de oportunidades y el respeto por la diversidad, contribuimos a formar personas libres de prejuicios y preparadas para vivir en un mundo más inclusivo. La masonería femenina aboga por la educación como un derecho universal y trabaja activamente para eliminar las barreras que impiden el pleno desarrollo de todas las personas, sin distinción de género.

Por Departamento de Género GLFCH.