Declaración pública de la Gran Maestra de la GLFCH por la conmemoración del 8M

0
195

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo, fecha que buscar reivindicar el rol de las mujeres en los distintos ámbitos de la sociedad, la Gran Logia Femenina  de Chile (GLFCH) ha decidido sumarse a la marcha Internacional Feminista, en cuanto los derechos de las mujeres constituyen una preocupación Institucional.

Somos una institución iniciática esencialmente ética, humanista, filosófica, docente en su Tradición. Buscamos el perfeccionamiento espiritual y moral de nuestras integrantes para aportar  a  una  sociedad  más  justa  e  igualitaria,  siempre  respetando  la  libertad  de conciencia de cada cual. La decisión de salir de nuestros templos a la sociedad se basa en nuestros principios institucionales, los que citamos a continuación:

Primero.- la Gran Logia Femenina de Chile la integran mujeres de espíritu libre, sin distinciones  sociales,  de  credo  ni  de  razas.  Con  35  años  de  existencia  y  como  la organización de mujeres más grande del país, no podemos restarnos del debate sobre las problemáticas que aquejan a las mujeres chilenas y de todo el mundo.

Segundo. – la masonería considera el trabajo como un derecho y un deber del ser humano y el medio más eficaz para el desenvolvimiento de su personalidad, contribuyendo con ello al progreso universal. Para el logro de lo anterior es necesario que todas las mujeres tengamos el derecho a vivir en un mundo igualitario y ético y que las diferencias de género no signifiquen desventajas para nosotras. Marcharemos entonces por la equidad de género y de derechos.

Tercero.- la masonería antiguamente fue un espacio vedado para las mujeres. Nuestras fundadoras lucharon contra esta discriminación y hoy en día aportamos para contribuir al crecimiento personal, intelectual y espiritual de las mujeres latinoamericanas. Con estos fundamentos enviamos un claro mensaje a las mujeres de nuestro país y les decimos que no están solas, que no deben tener miedo, porque a pesar de la diversidad que nos identifica nos protegeremos entre nosotras, en compañía, y este año marcharemos por la no violencia contra las mujeres y las niñas.

Cuarto.- la sociedad patriarcal, como es todavía la nuestra, provoca discriminación por las diferencias de género. Como masonería femenina buscamos la  equidad,  la justicia, la tolerancia,   el   respeto   y   el   libre   pensamiento.   Por   todos   estos   ideales   también marcharemos por una sociedad más libre, sin brechas de género y justa para todas las personas.

Quinto.-  las masonas seguiremos trabajando por la igualdad de oportunidades para las mujeres de todo el país, no olvidando nuestras tradiciones y avanzando hacia el progreso en sororidad e  independencia. En este contexto mantenemos nuestra histórica defensa por una educación libre de prejuicios. Por eso marcharemos también por una educación laica y no sexista que asegure el desarrollo de nuestra libertad interior.

Documento Original:

Declaración GM - 8M