Las Voces del Futuro en Fraternitas de la República 2021

0
203

Los valores con los que se construye la trilogía del ideal masónico fueron entregados simbólicamente a través de una espiga en Fraternitas de la República por las voces del futuro: estudiantes del Colegio La Fontaine.

“Una invitación a ver en cada persona un algo de ilusión, un algo de pena, un algo de bondad y un algo de esperanza que nos hace hermanas y hermanos de un mismo sueño”.

Revive este momento aquí:

 

  AMOR por ANDREA HENRIQUEZ BRAVO

“A todos los que hoy pugnan por construir mi futuro, les ruego que no se olviden de incluir en él al amor, porque el amor es la razón de todo y cuando él nos pone uno frente al otro, entendemos que amor es entender que hay mucho de bondad en ti, aunque pensemos distinto, que hay mucha bondad en mí, aunque seamos diferentes, que tú y yo somos sólo dueños de una parte de la verdad y que podemos hacerla crecer si somos capaces de unir nuestra bondad. 

Señores que dibujan mi futuro, anoten en su plan que mi bondad debe encontrar la bondad de los otros, sin que la nuble el odio, porque unir las bondades es la forma más hermosa de explicar el amor”.

SOLIDARIDAD por MARTÍN DÁVILA ZOCCOLA

“Cada mañana, las noticias insisten en mostrarme lo mal que está el mundo…cada mañana…como si mi vida estuviera condenada a un constante temor de amanecer sin esperanzas. Entonces la tristeza me avisa que el futuro no es un mundo maravilloso colgado en la última hoja de un calendario sin años, sino que el futuro es un pedacito de vida que amanece cada día bajo mi almohada… y al despertar el mundo sigue mal.

Entonces me pregunto: ¿si todos los que quieren mejorarlo se han puesto de acuerdo en la forma como hacerlo?… y la risueña ironía anotada en algún “meme”, me da la burlesca respuesta de que el mundo está mal porque la gente se pelea a muerte por arreglarlo a su manera.  

Autoridades que forjan mi destino, quiero contarles que los niños somos los dueños de ese futuro que empezó hoy en la mañana y que no podremos mejorarlo sin la ayuda de todos para todos, hasta formar una base sólida, esa que suma uno más uno más de dos y que se llama solidaridad, dennos ese ejemplo y nosotros haremos el resto”.

JUSTICIA por LUCAS MILLAR CORTÉS

Miro mi cuaderno y aprendo que justicia es dar a cada cual su derecho… escucho a mi padre que dice que a cada derecho corresponde una obligación, miro al mundo y no comprendo cómo se equilibran los derechos y las obligaciones, pregunto a mis amigos y me responden que eso es cosa de grandes… y vengo hoy sólo a pedir que alguien nos enseñe a cumplir con las obligaciones para ser por siempre los más severos defensores de los derechos, creo que eso es lo justo de la justicia”.

PAZ por FLORENCIA VERGARA JILES

“Mi abuelo solía decir que no debe dar orgullo un logro a costa del dolor o la humillación de otro y mi profesora dice que infringir un dolor a otro es herir a toda la humanidad. Y así, juntando esos dos pensamientos, sentí en mi mente y en mi corazón que entendí lo que era la paz… y amé la paz.

Por eso, al ver a unos hiriendo otros, cuando en mi mundo, cada vez más cerca de mí se llama a la violencia, siento miedo de que esa violencia destruya mi vida que recién comienza… pero más miedo me da pensar que mi profesora se equivocó y que ese odio no le esté doliendo a la humanidad… porque entonces me da terror mi soledad. Por eso, aunque sólo sea una niña, quisiera pedir a todos que cuidemos de no herirnos, de no ofendernos, de no humillarnos, de no insultarnos, porque en cada insulto, en cada agresión somos todos víctimas del dolor. En cambio, si vemos en cada prójimo a un hermano el brillo de nuestra mirada reemplazará la sonrisa que oculta la mascarilla, porque la paz nos da la grandeza de estar juntos en la misma esperanza de bien”.

ENTENDIMIENTO por RENATA PANCANI JILES

“Quisiera contar a ustedes una lección que, aunque aprendida, me cuesta siempre aplicar.

Muchas veces había escuchado el consejo de “se tu misma, amate y enfréntate al mundo siendo tú”, y fue un día que un profesor nos dijo que eso era sólo la mitad de la tarea, porque la lección continuaba diciendo “mira y entiende en el otro su afán de ser, mira y entiende en el otro su orgullo de ser… mira y entiende el ser del otro y habrás ganado un punto a favor de tu propio orgullo y la fuerza de un aliado en el afán de alcanzar tus sueños”.

Entonces quiero hoy pedir, desde la mirada idealizada de una joven, que todos nos miremos entendiendo la razón de ser del otro, entendiendo la razón del orgullo del otro y hagamos de ese entendimiento un suelo fértil donde pueden brotar felices las espigas del amor, de la solidaridad, de la justicia y de la paz y podamos amasar cada mañana el pan de esperanza de un mundo mejor”.