“La feminización de la pobreza: un fenómeno mundial en la crisis climática”

0
18

Teniendo como tema principal el tema “Cambio climático, género y equidad: desafíos éticos para un desarrollo pleno”, dentro de las exposiciones que se efectuaron en el marco de la cuarta jornada de la Semana del Clima 2021, se contó con la ponencia de Gloria Lillo Ortega, Coordinadora de Programas de la Fundación Heinrich Böll, Ingeniera en Recursos Renovables y MSc en Ciencias Ambientales con una vasta experiencia en gestión de recursos hídricos. La representante de Chile presentó la ponencia: “Cambio Climático y Equidad de Género, desafíos éticos de nuestro accionar”.

En su presentación Gloria Lillo destacó, desde el punto de vista ético, la relevancia del principio de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, para enfrentar la crisis climática, bajo el cual se establece que, si bien todos los países tienen la responsabilidad de abordar el cambio climático, no todos tienen las mismas obligaciones, considerando que sus emisiones de gases de efecto invernadero son desiguales, al igual que la intensidad de los impactos que cada uno experimenta.

Por ejemplo, los países con mayores emisiones de carbono a nivel mundial son Estados Unidos, Rusia, China, y la Unión Europea, esto coincide con los datos de OXFAM que indican que el 10% más rico de la población es responsable de un 50% de las emisiones a escala global, mientras que el 50% más pobre es responsable de solo un 10%, donde estos últimos son, frecuentemente, los más vulnerables a los impactos del cambio climático.

La panelista destacó que la feminización de la pobreza es un fenómeno mundial, donde los impactos de la crisis global, como la ocurrencia de eventos extremos más intensos y frecuentes, profundizan desigualdades estructurales en el marco de un desarrollo económico basado en el crecimiento excluyente e insostenible, agravando brechas de género como la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado. “No hay ni un país en el mundo, donde las mujeres no sean más pobres que los hombres”, según datos de Amnistía Internacional 2020.

Finalmente, citando a Lorena Aguilar ex vicecanciller de Costa Rica concluyó: “Los impactos desiguales del cambio climático desde una perspectiva de género están fuertemente vinculados a la desigualdad socioeconómica y a la persistencia de la pobreza en el marco de un crecimiento que es excluyente e insostenible Los impactos del cambio climático pueden profundizar la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado”. L.A. 2021.

Por Comisión de Sustentabilidad y Medioambiente de la GLFCH