Día Mundial del Agua

0
44

«Agua para la Paz: Un Compromiso Masónico con la Cooperación y la Armonía»

En este Día Mundial del Agua, el lema «Agua para la Paz» nos invita a reflexionar sobre el poder transformador del agua como agente de cooperación y reconciliación. La UNESCO nos ofrece tres mensajes clave que destacan la importancia de esta relación entre el agua y la paz, mensajes que resuenan profundamente con los valores masónicos de fraternidad y solidaridad. Estas tres ideas centrales son: Primero, el agua puede crear paz o desencadenar conflictos. Segundo, la prosperidad y la paz dependen del agua. Y tercero, la unión en torno al agua puede sacarnos de una crisis.

Meditando sobre los puntos antes mencionados, las invito a reflexionar sobre el reconocimiento que el acceso al agua potable es un derecho humano fundamental y un factor crucial para la estabilidad social y la paz. La escasez de agua y las disputas por su control pueden desencadenar conflictos entre comunidades. Por lo que es importante abogar por la cooperación en la gestión del agua, como un medio para equilibrar las necesidades y promover la estabilidad en nuestras sociedades.

En segundo lugar, comprender que la prosperidad y la paz están estrechamente ligadas al manejo sostenible del agua. Al enfrentarnos a desafíos globales como el cambio climático y la migración, es vital reconocer la necesidad de integrar la gestión del agua en las políticas y prácticas. Es por eso que, es de suma importancia realizar acciones para promover la cooperación hídrica en todas las esferas de la sociedad, como una forma de garantizar un futuro pacífico y próspero para todos.

Finalmente, entendemos que el agua tiene el poder de unirnos y fortalecer nuestras comunidades. Al trabajar juntas para aprovechar de manera justa y sostenible este recurso invaluable, podemos crear un efecto positivo en cascada que promueva la armonía y la prosperidad en nuestras sociedades. Nuestros principios como masonas nos comprometen a ser guardianas responsables del agua, trabajando para asegurar su acceso equitativo y preservación para las generaciones venideras.

En un mundo donde el acceso al agua limpia y segura sigue siendo un desafío para millones de personas, este lema nos recuerda que el agua no solo es vital para la supervivencia, sino que también puede ser un catalizador para la paz y la estabilidad en nuestras comunidades y en el mundo en general.

En este Día Mundial del Agua, reafirmemos nuestro compromiso de trabajar juntas por un futuro donde el agua sea una fuente de vida, paz y prosperidad para todos. Recordemos que, al unirnos en solidaridad y compasión, podemos superar cualquier obstáculo y construir un mundo más justo y sostenible para las generaciones presentes y futuras. El acceso equitativo al agua no solo es un derecho humano fundamental, sino que también es un elemento esencial para construir sociedades más justas, inclusivas y pacíficas. Reafirmemos nuestro compromiso masónico con la cooperación, la solidaridad y la paz, reconociendo el papel crucial que el agua juega en la construcción de un mundo más justo y armonioso para todos.

Por Consuelo Vergara y Erika Mena, Logia Themis N°46 de Viña del Mar.