Día Internacional de los Trabajadores

0
182

El Día Internacional de las y los Trabajadores conmemora el 1º de mayo de 1886, fecha que marcó un antes y un después en la historia del movimiento obrero organizado. Aquel día comenzó una huelga en reclamo de la jornada de 8 horas que se extendió hasta el 4 de ese mes, cuando se produjo la Revuelta de Haymarket que terminó con la ejecución de un grupo de sindicalistas anarquistas, bautizados posteriormente como los Mártires de Chicago.

Desde esa época y hasta nuestros días ha sido un largo camino -no exento de dificultades- recorrido por hombres y mujeres de diversos lugares del mundo que han luchado por obtener mejoras en las condiciones laborales y dignificar el Trabajo. Doble esfuerzo ha sido para nosotras, las mujeres trabajadoras, alzar la voz y exigir igualdad en la remuneración, condiciones adecuadas para el trabajo, protección de la maternidad, conciliación con la vida familiar y paridad en altos cargos, entre otros aspectos. 

Cabe destacar que recientemente, en Chile, se ha dado un importante avance en materia laboral, al aprobarse un proyecto de ley que convertirá a nuestro país en el segundo de Latinoamérica en reducir su jornada laboral de 45 a 40 horas a la semana. Normativa que, según las autoridades, buscará implementarse de manera gradual en los próximos cinco años, a partir de 2024. Hemos de esperar que estas últimas reivindicaciones laborales se traduzcan en una efectiva y eficaz mejora de la calidad de vida de las y los trabajadores de nuestra patria y sus familias.

La Masonería proclama el Trabajo individual y colectivo, en dignidad e igualdad como una bandera vencedora. Así, frente a ciertas colectividades que predican que el trabajo esclaviza, la Masonería responde, que más bien educa al ser humano para liberarlo; frente a quienes afirman que el trabajo es un castigo, nosotras las Masonas nos reunimos en nuestros talleres para convertir nuestras planchas en origen de Salud y Alegría; por último, no faltan quienes sostienen que el trabajo embrutece, pero frente a ellos nuestros espíritus independientes y sedientos de aprendizajes a través del hacer y reflexionar, reafirman semana a semana que el Trabajo levanta, dignifica y concreta la Fraternidad.

Verónica del Campo Diaz y Carmen Espinoza Miranda
Logia Génesis N°5 de Santiago