Día del Libre Pensamiento

0
168

La “Brecha de La Porta Pía”, en Roma, es un hecho ocurrido el 20 de septiembre de 1870 protagonizado por Giuseppe Garibaldi y sus fuerzas libertarias, venciendo a las fuerzas del Vaticano aliadas del imperio francés. Significó la caída definitiva del poder temporal del papado y de sus regímenes políticos de “derecho divino”, representando un triunfo para las fuerzas democráticas, republicanas y secularizantes del mundo. Además constituye una derrota simbólica del dogmatismo, del oscurantismo y la esperanza del renacimiento de la luz representando el triunfo de la razón y libertad de conciencia.

El Pensamiento y la Libertad son los atributos esenciales de toda persona. La Libertad es la facultad de actuar según la propia voluntad respetando los derechos de las otras y el Pensamiento es la facultad que da sustento o ideario a dicha libertad. 

En los tiempos actuales la profusión de información y contenidos constituyen una forma de ver la realidad que es contraria a la idea de libre pensamiento. Existen dos formas de censura informativa: la autoritaria y la neoliberal. Sin minimizar el carácter brutal y alienante de la primera, la censura neoliberal estrangula el análisis y la reflexión de una forma más sofisticada, a través de una cultura de masas cuyo fin es provocar un estado emocional colectivo, el cual a su vez produce un impresionante poder de intimidación, efecto de la actitud adormecida y acrítica del receptor. Su discurso consiste en plantear el dilema entre estatización y privatización, ignorando la real convivencia entre ambas, ejerciendo censura ideológica sobre la ciudadanía. 

¿Qué relación de equilibrio puede existir entre los monopolios informativos y una supuesta opinión pública que no puede organizarse ante los medios y carece de los espacios y de capacidad autónoma para pronunciarse? La libertad de prensa, convertida en libertad de empresa se ha apropiado privadamente de la información, que es un bien común de la humanidad.

Ser libre pensadoras conlleva seguir el camino que abrieron ilustres mujeres precursoras en las más diversas áreas del quehacer. Imposible olvidar a Gabriela Mistral, poetisa; Julieta Kirkwood, filósofa; Olga Poblete, académica; Carmen Hertz, abogada y parlamentaria; Mónica González, periodista; Elisa Loncón, académica; y Chita Cruz Donoso, Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Chile, por mencionar sólo a algunas.

Con el Pensamiento construimos nuestras vidas, por ello es importante el conocimiento, un saber que nos abra nuevas perspectivas y nos entregue la posibilidad de dar enfoques más amplios a lo que es el ser humano y sus razones vitales. Si el pensamiento es dogmático, estrecho, egocéntrico y mezquino, la vida también lo será.

Darse cuenta de esto es tomar la responsabilidad que tenemos como Mujeres Libre Pensadoras sobre la propia existencia y la creación de una sociedad igualitaria, respetuosa y verdaderamente democrática.         

Por Minón Undurraga, Corresponsal Logia Ailyn N °18 de Puerto Montt.