Declaración Pública sobre la Situación Social del País

0
414

La Gran Logia Femenina de Chile, institución humanista, filosófica y ética que sustenta los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad realiza un urgente llamado a las máximas autoridades del gobierno, al mundo político, al empresariado, a las instituciones y comunidades de ciudadanos a escuchar las necesidades de las chilenas y chilenos que han detonado tras el alza de pasajes del metro de Santiago hace 6 días.

Primero:  Condenamos la violencia en todas sus formas ejercida tanto por los manifestantes como por el estado y sus representantes, dado que ello no contribuye a la solución del problema, ni provoca un diálogo de encuentro entre las partes.

Segundo: Respaldamos toda acción ciudadana pacífica que tenga como objetivo buscar equidad en la vida de las y los ciudadanos del país.

Tercero: Solicitamos revisar en profundidad las políticas del gobierno para que exista una real  igualdad de condiciones en los derechos básicos de las personas sin distinción de género, grupo social o etnias. Inequidad que se ve agravada con el aumento del costo de vida por las alzas en electricidad, bajas pensiones, la existencia de una calidad de la salud y educación segregada entre lo público y lo privado o la precariedad de los empleos. Los privilegios de unos pocos, como por ejemplo, la dieta y regalías parlamentarias constituyen un agravio para la realidad salarial de las y los trabajadores e ingresos de las personas pensionadas que corresponden a  la mayoría de la ciudadanía.

Cuarto: Creemos que una democracia sólida no requiere decretar Estado de Emergencia y Toque de Queda. Esta situación es un síntoma de una democracia en crisis, donde las ciudadanas y los ciudadanos se ven impelidos a realizar manifestaciones y protestas públicas, producto de una sociedad dividida y desesperanzada, que desafortunadamente, son aprovechados por algunos para cometer actos vandálicos y delictuales.

Gran Logia Femenina de Chile, hace un llamado al gobierno, a sus parlamentarios y a los grandes grupos empresariales para que en pos del país, realicen un ejercicio de tolerancia y generosidad, por el respeto y la dignidad que merecen todos quienes habitan en Chile, a través un diálogo democrático, reflexivo y crítico que aborde con realismo y premura las causas  del malestar social y así contribuir a la convivencia pacífica y al bien común del país.

Libertad, Igualdad y Fraternidad

Carmen Mardones Hauser

Gran Maestra Gran Logia Femenina de Chile