Terremoto en Chile

0
409

Asumir la real dimensión del daño causado por el movimiento sísmico ocurrido el 27 de febrero pasado y posterior maremoto ha sido un proceso de día en día, y aunque no tuvimos que lamentar pérdidas de vidas de nuestras Hermanas, ni de miembros de sus familias, queda el daño silencioso que produce la pena de comprobar la magnitud de la devastación en tantas ciudades y pueblos de la zona centro-sur, especialmente en los pueblos costeros.

También se deberá hacer frente a las grandes pérdidas materiales, no sólo a nivel país, sino que también en los hogares, que sin ser lo que en este momento más aflige, es un costo que cada familia deberá asumir por sí misma.

Cuatro de nuestras sedes masónicas sufrieron daños de diversa consideración: en la ciudad de Talcahuano ocurrieron los más serios; en Santiago, los más onerosos, pues hay que reparar los muros de las dos casas, que por su metraje requerirán mayor inversión; en Viña del Mar hubo daños menores.

Nuestra solidaridad masónica para con los damnificados se expresó tan pronto como fue posible, realizando en Santiago y Viña del Mar campañas de recolección de víveres, útiles de aseo y agua, que a través de la Cruz Roja de ambas ciudades fueron enviados a las zonas afectadas.

En Santiago hemos continuado recibiendo víveres y aportes económicos de las Hermanas de los distintos talleres, los que serán llevados esta semana directamente a la ciudad de Talcahuano por la Gran Maestra Oriana Valdés Sanhueza y la presidenta del Consejo de Bienestar de la institución, Ex Gran Maestra Nancy Muñoz Miranda, quienes además evaluarán en terreno la situación en que se encuentran nuestras Hermanas, ya que las viviendas de algunas de ellas quedaron seriamente dañadas.

Por otra parte la Gran Logia Femenina de Chile pretende, dentro de sus posibilidades, continuar y extender su labor solidaria en alguna obra relacionada con los damnificados por el terremoto, para lo que se continuará trabajando en el curso del presente año, realizando actividades que permitan reunir fondos para tal efecto.

Agradecemos las donaciones de logias hermanas de los países de América con las que tenemos estrechos contactos fraternales, y el aporte de CLIPSAS, institución que reúne a un gran número de orientes masónico liberales en el mundo, las que contribuirán a financiar en parte las demandas más urgentes en la actual situación.

Si desea cooperar con la Gran Logia Femenina de Chile para los fines expuestos anteriormente está a su disposición la cuenta bancaria institucional Nº 11405571 del Banco BCI.

Contactos: mail institucional orfem@tie.cl

teléfono: (56-2) 274 5784