Despedida a la Q.•. H.•. Osla Olivares Segura

0
27

El 14 de mayo de 2019 nos dejó la Q.·. H.·. Osla Olivares Segura, Maestra de las Logias “Ayün” N°4 y “Egrégora” N° 38, tras una enfermedad que se fue complejizando en poco tiempo y que finalmente la llevó hasta la muerte.

Nuestra Querida Hermana Osla, aunque ingresó a la Institución poco tiempo antes de jubilar como dentista, siempre estuvo cercana a los principios masónicos, lo que se trasuntaba en su trato hacia los demás, su incansable capacidad de aportar en lo que pudiera y su cálida y permanente sonrisa.

Venía de una familia  masónica, su padre el Q.·. H.·. Otilio Olivares y sus tíos QQ.·. HH.·.  Osvaldo y Ovidio  Olivares, quienes despertaron el  interés de Osla por la Masonería. Al enterarse que existía la Orden, vino a golpear las puertas de nuestra Casa Masónica el año 2011 siendo su petición de ingreso prontamente aceptada pues se trataba de una mujer que poseía los mismos valores de amor, fraternidad, igualdad, libertad y filantropía, que nosotras propugnamos.

La Q.·. H.·.  Osla fue Iniciada en la R.·. L.·.  Logia “Ayün” N° 4 el 26 de septiembre de 2011; Aumentada de Salario el 11 de mayo de 2015 y Exaltada al Grado de Maestra el 27 de abril de 2018. Desde el primer momento se integró perfectamente en su logia “Ayün”, donde fue muy bien acogida por sus características personales y su amor al trabajo y al estudio. Con ello fue logrando pasar de una columna a otra destacándose por su fraternidad, compromiso, bondad y buen trato con sus Hermanas.

Inquieta, trabajadora y con mucho espíritu de cooperación, en el año 2015 se unió al proyecto para formar la Logia “Egrégora” N° 38 para dar Luz Masónica a otras mujeres que lo solicitaban. Permaneció en las dos Logias con gran tesón en su formación y con mucho orgullo formaba  hasta el momento de su muerte parte de la Oficialidad de “Egrégora”.

Siempre se dio el tiempo para atender sus deberes en ambos Talleres. A pesar de trabajar en dos Logias, es decir el doble de estudio y compromiso, cooperaba con labores administrativas de la Gran Logia de Chile entrevistando a postulantes a la Iniciación a través del sitio web.

La Q.·. H.·.  Osla se caracterizó en vida principalmente por su gran espíritu de colaboración y servicio a sus hermanas,  de trato dulce, siempre con una palabra bondadosa a flor de labios y carácter conciliador. Muestra de ello es que las puertas de su hogar estaban siempre abiertas y al momento de su muerte una Hermana estaba viviendo en su casa.

Siempre lista a compartir, recorrió varias logias para ayudar a Levantar Columnas y vivir la fraternidad. También asistió a Logias de Santiago y Regiones, por lo que era ampliamente conocida y querida en nuestra Orden.

El velorio de la Q.·. H.·.  Osla se realizó en la sede de Tegualda tras lo cual recibió un funeral masónico en el Cementerio General, donde fue enterrada junto a sus padres. Deja un hijo, Orlando Gaytan y un nieto, Ignacio Gaytan.

Q.·. H.·.  Osla, vas a decorar el Oriente Eterno, sabemos que no tendrás temor ni confusión… empiezas antes que otras el camino de tu regeneración y encontrarás lo que tanto buscabas, el misterio de la vida y de la muerte, pasaste a ser parte del universo por lo que siempre estarás con nosotras. Guardaremos tu recuerdo para siempre.

Recuerdo de sus Logias “Ayün” N° 4 y “Egrégora” N° 38