Declaración Pública sobre la Multitudinaria Movilización Social en Chile

0
192
Foto: Juan José Hauva @jhauva

Como Masonería Femenina Chilena, institución de mujeres presente y activa en todo el país, deseamos referirnos nuevamente a la multitudinaria movilización ciudadana, realizada el viernes 25 del presente.

En primer término, celebrar la expresión y manifestación ciudadana, en particular de la juventud, que se ha extendido por las distintas regiones de nuestro territorio. Se trata de la convocatoria nacional más amplia de los últimos treinta años, que nos impele a reflexionar en pos de soluciones reales para poner fin a la profunda inequidad social existente en el país.

Nos duelen profundamente las diferencias y segregación que prevalecen en nuestra sociedad, el sufrimiento de las víctimas de la violencia, las situaciones de abuso de poder, la discriminación de las minorías, la desigualdad de género y la falta de expectativas y desesperanza de muchos, que se ha prolongado por tanto tiempo y que, por ello, ha tendido   a normalizarse.

La toma de conciencia y visibilización de nuestras carencias y déficits como país constituyen un primer paso en la búsqueda de una sociedad más justa y participativa. Pero además de las medidas paliativas que se discuten, es necesario un trabajo profundo de mediano y largo plazo donde todos y todas tengamos acogida, donde se recuperen las confianzas y se priorice la escucha activa al otro/a desde la razón y el corazón.

Gran Logia Femenina de Chile plantea que se hace necesario un rol más activo y eficiente del sistema público como un potente factor que impulse un desarrollo económico orgánico, distributivo y de protección efectiva de los sectores vulnerables, de los derechos de las personas y de la mujer, con un cuerpo legal acorde con el sentir ciudadano, moderno y sólido, particularmente en los temas que atañen a la seguridad social y a los derechos de las personas.

Hacemos un llamado a todos los actores sociales para que se comprometan con acciones concretas, como ya lo han hecho algunos empresarios, asegurando un sueldo mínimo digno, y mostrando disponibilidad a un aumento de impuestos a las grandes corporaciones, para que contribuyan a superar la inequidad en nuestra sociedad. Nadie debe restarse de la conducta de cooperación en pos del bien común, único camino para lograr un país más equitativo, en el cual exista un estado de derecho no solo en las formas sino también el espíritu, y en el que nuestra sociedad sea más ecuánime e integradora.

Esta nueva actitud, verdaderamente inclusiva, necesariamente debe integrar a las mujeres: políticas, dirigentes, profesionales, empresarias y trabajadoras, pues la gestión solo desde la mirada masculina no es una solución.

Como institución de carácter filosófico, creemos profundamente en la razón, la reflexión, la tolerancia, en acciones que tiendan puentes hacia diálogos sinceros, los conflictos se gestionan en el intercambio de ideas como camino de integración y progreso, para construir comunidades sanas, que garanticen la representación de la ciudadanía.

Fieles a los valores que nos inspiran, hacemos votos, para que el país se fortalezca tras esta dolorosa crisis y que todos los ciudadanos y ciudadanas del país aporten en las urgentes soluciones que se requieren.

 

Libertad, Igualdad y Fraternidad

Carmen Mardones Hauser

Gran Maestra Gran Logia Femenina de Chile