Los Invasores, obra teatral de Egon Wolf, en Tegualda

 

Este viernes 20 de julio, el Grupo Teatral Universidad Tecnológica Metropolitana dirigido por Jacqueline Boudon, presentó en la casa de Tegualda la obra Los Invasores, del dramaturgo chileno Egon Wolf (1926-2016). La Ex G.·.M.·. Susana González dio la bienvenida a las aproximadamente 70 personas, desde jóvenes a adultos mayores, que asistieron a esta velada. Al finalizar la obra, Jacqueline Boudon agradeció a nombre de la Gran Logia Femenina del Chile al elenco de la UTM mediante un reconocimiento a cada uno de ellos.

En la representación teatral, los invasores son una fuerza positiva que construye un nuevo orden. La propuesta dramática de Wolff es una denuncia que propicia la construcción de un nuevo mundo en el que los marginales y desfavorecidos recuperan un poco de dignidad. Ante esto, la clase privilegiada siente miedo, que además se relaciona con culpa, corrupción e inseguridad por no querer perder sus beneficios. En este sentido, Meyer y Pietá (personajes) simbolizan un mundo que vive al borde del temor, producto de la fragilidad de su clase. La destrucción de la casa es la destrucción del universo de Meyer, el cual no es más que un sueño frágil que se quiebra tan fácilmente como el cristal de su ventana.

Egon Wolff introdujo en su obra (1963), particularmente en Los Invasores, nociones ideológicas, sociales y económicas de su época, y constituyó en su teatro, un testimonio de las transformaciones que se gestaban en Chile y, por supuesto, en Latinoamérica. Es más, los problemas denunciados por Wolff, sobre todo el que respecta a la marginalidad a la que se condena un gran número de personas en aras del supuesto progreso, resulta estar más latente que nunca, por ello, la lectura y relectura de esta obra es trascendental para la comprensión del escenario actual en lo que respecta a una dimensión metafísica de la existencia misma.

Con los años Los Invasores se ha convertido en uno de los textos esenciales de la dramaturgia latinoamericana, resaltando la manera en que anuncia el quiebre social y político que acompañaría al golpe de Estado de 1973 en Chile.