Q.·.H.·.M.·.Carmen Moraga Farías

0
1

Fecha :mayo 2009

Principales acciones y cargos masónicos

Ingresó a R.L Acacia N·2 el 14/04/1987, aumento de Salario el 27/10/1987 y fue Exaltada a Maestra el 13/09/1988

Fue elegida Venerable Maestra el periodo 1996-1997.

En 1997 solicitó su afiliación a R.L Cruz del Sur N·6, ayudando a formar RL Gea de 4ª Región, siempre ejerciendo la docencia tan propia de ella donde fuere e iluminando con su sabiduría trabajando constructivamente donde fuere.

 PLANCHA EN MEMORIA DE LA PLANCHA EN MEMORIA DE LA

Q\H\CARMEN MORAGA FARIAS

La Medianoche llegó y las obreras de paz fueron al descanso reparador; para con nuevas fuerzas y vigor, seguir con el compromiso empeñado al mediodía siguiente.          Pero… ese mediodía, una maestra, ya no está dirigiendo los trabajos de AA\ y CC\, ya no empuñará el compás y la escuadra, la plomada y el nivel para medir los avances en la obra, porque su compás se ha cerrado, porque su trabajo ha cesado, porque sus herramientas se han guardado.

Nuestra Q\H\Carmen Moraga Farías, comienza su viaje por este mundo terrenal un 9 de julio de 1929, en el puerto de Valparaíso.         En Talca ingresa a estudiar en la Escuela Normal, obteniendo el título de Profesora de Enseñanza Básica en 1949, para luego en 1950 ejercer la docencia en el Liceo Experimental Manuel de Salas hasta el año 1973. En 1952 contrae nupcias con el Q\H\Raúl Cornejo Zúñiga, de cuya unión nacen sus hijos: Raúl, Marco Antonio, Cristián y Ruth.         Sus hijos crecen, su familia aumenta llegando a su vida 12 nietos y 2 biznietos.    Sabemos por sus palabras el gran amor que sentía por ellos y por su esposo, el Q\H\Raúl, por quien su amor traspasará la eternidad.

Mujer sabia, valiente, de espíritu libre.         Virtudes que se reconocen en vos y os hacen ser escogida dos veces en la cantera de la vida.          La primera por nuestros QQ\HH\en la Masonería Mixta, alcanzo allí la Maestría;  y un 14 de abril de 1987, por segunda vez, golpeasteis profanamente las puertas del Templo, pero esta vez, la nuestro Taller, la Resp\L\ACACIA Nº 2;  por los avances en el desbaste de la piedra bruta, recibisteis el justo salario un 27 de octubre de 1987, y al estar compenetrada del conocimiento y poseer las virtudes de una masona, sois Exaltada a la Maestría un 13 de septiembre de 1988.       Y es este momento, cuando comienza un camino permanente en la docencia masónica, ocupasteis diversos cargos dentro de la Oficialidad del Taller, siempre demostrando un espíritu de trabajo, de justicia, de libertad y ese especial amor maternal que siempre demostrasteis a todas por igual, muchas de las Maestras de hoy estuvieron bajo vuestra vigilancia en las CCol\ de AA\ y CC\.                 Época de la que tienen los más hermosos recuerdos. En 1995 vuestras HH\reconocen vuestros meritos y virtudes, y os eligen la primera entre sus iguales, para así empuñar el mallete rector de la Resp\L\ACACIA Nº 2, siendo su V\M\por el período 1996- 1997, período en el que ingresaron QQ\HH\ que hoy son parte de nuestra cadena fraternal.

En 1997, siempre con vuestro espíritu libre y con el deseo de que mujeres de todas latitudes puedan recibir la luz masónica como vos, solicitasteis tu afiliación a la Resp\L\CRUZ DEL SUR Nº 6, taller cuya característica es el dar luz masónica a profanas venidas de otros lugares de nuestro país y en la cual también sirvió en diversos cargos dentro de su Oficialidad.  Al fundarse en 1998 el comité GEA de la 4º Región, fue su Vigilante fundadora y mientras su salud se lo permitió, quienes forman ese grupo la recuerdan por vuestra dulce manera de ser, los afectuosos recibimientos que hacía cuando ellas viajaban a Santiago y el especial esmero por darles una instrucción sabia y acorde con la enseñanza de la francmasonería cuando viajaba tanto a La Serena como a Ovalle.  Todo esto lo realizaba sin descuidar sus obligaciones en nuestro Taller, siempre con calidez, delicadas palabras y suaves gestos.    Otro hito importante fue al cumplir 50 años de matrimonio, en el seno del taller recibe reconocimiento conyugal a su matrimonio.

Q\H\Carmen, durante vuestro peregrinar por la vida irradiaste la luz de la sabiduría en  forma humilde y de  una manera en que todas siempre pudimos comprender.  Las palabras que salieron de vuestra boca y las acciones que ejecutasteis será lo que inspirará a las futuras masonas que proseguirán en el trabajo constructivo.   Fuisteis en todas direcciones sembrando ideas y difundiendo la sabia luz del sol entregando nuestros principios a fin de que fueran conocidos por todos los que compartieron  con vos, como obrera por excelencia, vuestro aporte a la construcción de una sociedad mejor ha sido valiosa, y ya ha finalizado, el día en que vuestro compás se ha cerrado, es decir, día en que vuestras piernas ya no pueden caminar por el mundo conocido, por aquellos senderos de libertad; valor que las masonas tanto amamos, porque los senderos por los que hoy caminas, solo vos lo conocéis y solo quienes han alcanzado la inmortalidad los verán.  Es el ahora cuando la luz del sabio sol, la bella luna y la fulgurante Estrella iluminan vuestro camino de encuentro con el G\A\D\U\, junto a él seguiréis guiando nuestros pasos para cumplir los planos que tiene trazados para cada una de nosotras; y con todas las masonas y masones del mundo, que han pasado decorar el oriente eterno haréis una infinita cadena fraternal.

Este día nuestro taller está enlutado, la tristeza inunda los corazones de las obreras de paz, uno de sus fuertes eslabones ya no formará parte de la cadena de unión, la Col\está truncada, a sus pies solo nos queda rendir un póstumo homenaje, y en las mentes quedará el recuerdo de la sonrisa en vuestro rostro, afectos cariñosos, fuertes abrazos fraternales acompañados de un maternal beso.

Quedan también como sello tus planchas de arquitectura que son y serán fuente de docencia pura, de una de ellas me he permitido transcribir “El Sueño Imposible” de la Obra “El Quijote de la Mancha” y que dice así:

“Con fe lo imposible soñar,
El mal combatir sin temor.
Triunfar sobre el miedo invencible
En pie soportar el dolor

Amar la pureza sin par
Buscar la verdad en el error
Vivir con los ojos abiertos
Creer en un mundo mejor

 

Es mi ideal, la estrella alcanzar
No importa cuán lejos se pueda encontrar
Luchar por el bien, sin dudar ni temer
Y dispuesto al infierno llegar
Si te lo da el deber

Y yo sé, que si logro ser fiel
A mi sueño ideal
Estará mi alma en paz, al llegar
De mi vida el final.
Y será, este mundo mejor,
Si hubo quien despreciando el dolor
Combatió hasta el último aliento,
Y con fe… a la estrella alcanzar.

Q\H\Carmen, cumpliste a cabalidad el juramento que hicisteis un mediodía un poco lejano, y se ve reflejada tu vida en el poema que acabo de leer. Y como un día dijisteis en una de tus planchas: “Nuestra misión como masonas es cultivar nuestro intelecto y elevar nuestro espíritu, reflexionar y sentirnos motivadas por lo que el día a día nos presenta.          Enfrentemos los desafíos con optimismo, teniendo siempre presente nuestros principios éticos, nuestros valores y en fin todo aquello que nos puede hacer mejores y que contribuirá en parte a mejorar nuestro entorno”.  Es el legado que nos dejáis, y la tarea a continuar por nosotras.

Alguien dijo una vez. “No estén tristes por haberla perdido, sino contentos por haberla tenido”

Q\H\Carmen Moraga Farías. Tu trabajo constructor ha finalizado.  Descansa en paz.

ANDREA V. ARAVENA CAMPOS
ORADORA