Q.·.H.·.M.·.Ana María Rugiero

0
123

Fecha: 20/02/2012

Principales acciones y Cargos masónicos Ingresa a R.L Acacia M2 el día 11/10/1988, aumenta de Salario el 16/10/1990 y es Exaltada como Maestra el 24/08/1993.

El  2009 es elegida Venerable Maestra y propicia el nacimiento de una nueva logia a partir de nuestra RLAcacia N·2 llamada Hipatia .

Hábil relacionadora ayudó a formar en 2004 en Uruguay la primera Logia Femenina y posteriormente formó parte como fundadora de Gran Logia Femenina de Uruguay.

Siempre colaboró con su sapiencia en la formación de otras Hermanas y además colaboró activamente en la Revista Institucional.

PLANCHA EN MEMORIA DE LA

Q\H\ANA MARÍA RUGIERO PEREZ

Mientras el sol con sus sabios rayos ilumina nuestra madre tierra, dándonos su calor vigorizante en la época  que entrega  sus frutos y coloridas flores, signos de fertilidad; ha sido el  momento en que la tristeza inunda nuestro taller, pues una de sus obreras, ha dejado de empuñar el mazo y el cincel.

Nuestra Q\H\Ana María Rugiero Pérez, comienza su viaje por este mundo terrenal un 7 de noviembre de 1949, en la ciudad de Montevideo, Uruguay.  Allí hizo sus estudios primarios, secundarios y universitarios.        En 1971 contrae nupcias con el Q\H\Raúl Molina Bravo, de cuya unión nace su hija  Ana María.  Llega a nuestro país a vivir a la sureña ciudad de Porvenir junto a su familia, posteriormente fija su residencia en Santiago, donde realiza estudios superiores titulándose de Arquitecto en 1987.

Mujer virtuosa, estudiosa, amante de la lectura.          Actitudes que se reconocen en ella y la hacen ser escogida en la cantera de la vida. Es así como un 11 de octubre de 1988  golpea profanamente las puertas de la Resp\L\F\ ACACIA Nº 2;  por los avances en el desbaste de la piedra bruta, recibe el justo salario un 16 de octubre de 1990, y al estar compenetrada del conocimiento y poseer las virtudes de una masona, es Exaltada a la Maestría un 24 de agosto de 1993. Desde entonces comienza a cumplir  diversos cargos dentro de la Oficialidad del Taller, siempre demostrando un espíritu de trabajo y ejerciendo la docencia, MM\ CC\ y  AA\ estuvieron bajo su atenta Vigilancia.                        Siempre estuvo presta a las tareas encomendadas, tanto en el taller como fuera de él, con su aporte frecuente en la Revista Institucional, donde fueron publicadas varias de sus planchas.  Además de sus constantes aportes en la discusión de diversos temas. Por su carácter hábil en poder relacionarse la hizo compartir con QQ\HH\de los distintos talleres tanto de nuestro país como del extranjero, accionando de esta manera la fraternidad más pura.

En el año 2009, sus HH\reconocen sus meritos y virtudes, y es electa como la primera entre sus iguales, para empuñar el mallete rector de la Resp\L\F\ACACIA Nº 2, siendo su V\M\por el período 2010- 2011 período en el que ingresaron QQ\HH\ que hoy son parte de nuestra cadena fraternal y además propicio el nacimiento de una nueva logia a partir de la Resp\L\F\ACACIA Nº 2 , lo que se concretó en el mes de agosto de 2011, naciendo desde nuestro Taller la Resp\L\F\Hipatia.

En el año 2004, se levantan Columnas de la primera L\en el Oriente de Uruguay, la  Resp\L\ F\FE donde formó parte del cuadro fundador, alto honor para una masona.  Esto es una demostración de su espíritu de superación para nuestro género femenino en los países del cono sur, especialmente en su país natal, Uruguay.  Posteriormente formó parte de la Gran Logia Femenina del Uruguay como fundadora.

La Q\H\Anita María durante su peregrinar por la vida irradió la luz del conocimiento , el que inspirará a las futuras masonas que proseguirán en el trabajo constructivo.                     Como obrera constructora, aportó al mejoramiento del edificio humano de la  sociedad profana, el que hoy ha finalizado, día en que su compás se ha cerrado, día en que sus piernas ya no pueden caminar por el mundo conocido por nosotros, pues solo quienes han alcanzado la inmortalidad conocen el lugar donde se encuentra.                      Es  ahora cuando los rayos del sabio sol, la luminosidad de la bella luna y la fulgurante Estrella, iluminan su camino de encuentro con el G\A\D\U\, y desde el Oriente Eterno guiará nuestros pasos para cumplir con los planos que están trazados para cada una de nosotras.

Hoy nuestro taller está enlutado, la tristeza inunda nuestros corazones, pues uno de sus eslabones ya no formará parte de la cadena de unión, la Col\está truncada, y a sus pies rendimos un póstumo homenaje, en las mentes quedará el recuerdo de la sonrisa de su rostro, su afecto, fuertes lazos fraternales compartidos durante todos estos años.

Quedan también como sello sus planchas de arquitectura que son y serán fuente de docencia, de una de ellas un extracto, que dice así:

“Nuestra Orden tiene objetivos claros y distintos; y nosotras, como obreras de paz nos movemos hacia ellos en forma, tal vez lenta, pero segura. La Masonería nos enseña, nos muestra un camino de perfección personal: la piedra bruta puede y debe ser pulida; y hemos conocido la alegría de la superación; no para vanagloriarnos sino para  persistir en nuestro empeño.  De un modo similar, nos  exhorta al trabajo que irradie posibilidades de perfeccionamiento en los grupos en que se desarrolla nuestra vida profana”

Es donde vemos plasmado su ferviente deseo altruista de perfeccionamiento de su entorno.   Tarea de toda masona.      Nuestra Q\H\Anita María, cumplió el juramento que hiciera un mediodía ya lejano, es el legado que deja y la tarea a continuar por nosotras y por quienes proseguirán con esta tarea de perfección.

Una vez escribió en un momento trascendente de su vida y es como deseaba que la recordaran: “Que alguien guarde una sonrisa mía, que lo aliente.   Que alguien recoja mi existencia como un punto de fe en el bien”  .  Es así como recordaremos a nuestra Q\H\

Q\H\Ana María Rugiero Pérez: vuestro compás se ha cerrado, mas vuestro trabajo permanente trascenderá en vuestras HH\  Descansa en paz.

 

ANDREA V. ARAVENA CAMPOS
TERCER GRADO