PRIMER CONVENTO DE MAESTRAS

  • Más de cien maestras, representantes de 28 Logias y Comités de todo el país, se reunieron durante los días 20 y 21 de octubre en Santiago para analizar los desafíos que se vislumbran para las masonas de este grado, en particular frente a los vertiginosos cambios que vive la sociedad actual.

 

Los roles de la Venerable Maestra y de la ex Venerable Maestra, la coherencia entre el quehacer logial y profano, las fortalezas y debilidades de la Maestría y la Masonería femenina chilena frente a materias como LGBT y las tecnologías de la información, fueron parte de los temas que se abordaron durante el primer Convento de Maestras realizado en Santiago los días 20 y 21 de octubre, titulado Los nuevos desafíos de la Maestría frente a los vertiginosos cambios de la sociedad actual”.

El encuentro, encabezado por la Gran Maestra Carmen Mardones Hauser, se vivió en un ambiente de camaradería y fraternidad pues son pocas las ocasiones en que Maestras de todo el país pueden compartir y analizar en profundidad materias que son de relevancia para la Institución y que no se abordan con frecuencia en los Talleres. El carácter de un Convento es docente y de diálogo fraternal y sus conclusiones no son vinculantes para el quehacer logial.

 

Al encuentro llegaron 105 Maestras de 28 Logias y Comités desde Arica hasta Punta Arenas, algunas con larga trayectoria en la Institución y que hoy ocupan los cargos de Venerables Maestras y ex Venerables Maestras, y otras con poca antigüedad en el Grado. De esta manera se buscó provocar la reflexión entre mujeres diversas, de manera de lograr posiciones consensuadas producto de distintas visiones. El trabajo se realizó en grupos y sucesivas plenarias en las cuales se compartieron los puntos de vista sobre las materias planteadas.

 

Al término del encuentro la Gran Maestra agradeció el esfuerzo del Comité Organizador, integrado principalmente por ex Grandes Maestras y por integrantes del Consejo de Gran Logia, así como el esfuerzo de quienes viajaron cientos o miles de kilómetros para estar presentes durante un fin de semana en esta actividad.