Ex G.·. M.·. de la Gran Logia Femenina de Chile Q.·.H.·. Eliana Corbalán Barbier

0
38

Con gran pesar comunicamos que el día lunes 9 de septiembre del presente, pasó a Decorar el Oriente Eterno la Ex G.·. M.·.  de la Gran Logia Femenina de Chile Q.·.H.·. Eliana Corbalán Barbier.

Sus funerales se efectuaron en la ciudad de Santiago el 10 de septiembre.

Brillante fue la vida masónica de nuestra Q.·.H.·. Eliana Corbalán; su vida estuvo siempre dispuesta a servir; fue el reflejo y la realización de nuestras prácticas y doctrinas, que sentía profundamente en su espíritu, de esos mismos principios que emergen de nuestros Templos de luz, de amor y bondad.

En el año 1970 se forma la primera Logia Femenina en Chile, formando parte y bajo el alero de la Gran Logia Metropolitana, es en esta logia que se denominó Araucaria, a la que ingresa la Q.·.H.·. Eliana.

A inicios de la década de los 80, ejerciendo el cargo de V.·.M.·. de la Logia Araucaria, le correspondió enfrentar un sisma que obligaba a tomar una gran decisión, la que podía significar la renuncia a los sueños de continuar como logia femenina.

Y es en ese momento cuando vibra con todas sus fuerzas el espíritu pujante de nuestra Q.·.H.·.Eliana, que junto a otras Hermanas buscan el camino adecuado que culmina el 9 de mayo de 1983 con la formación de la GLF de Chile, dirigida por una oficialidad provisoria encabezada por nuestra Q.·.H.·. Eliana Corbalán.

Con posterioridad se elije la primera oficialidad y queda en el cargo de Gran Oradora, que ejerce entre los años 1983 y 1986, habiendo contribuido como fundadora en el año 1985 en la formación de una tercera Logia Femenina.

En el período comprendido entre los años 1986 a 1995, ocupa el cargo de Gran Maestra de la G.·.L.·. Femenina de Chile, con tres Logias Femeninas a su haber. Así surgen las bases institucionales y reglamentarias de la institución, y los mecanismos de docencia, que nos rigen hasta el día de hoy con el necesario perfeccionamiento en el transcurso del tiempo.

En ese período se gestiona y tramita la obtención de la personalidad jurídica que culmina en el año 1989 a través de la Dictación del Decreto correspondiente del Ministerio de Justicia.

Junto a otras Hermanas, preocupada por la necesidad de tener un espacio propio para trabajar, en forma personal y constante se informaba de las publicaciones de venta o remate de propiedades, y fue así como descubrió la que pasó a ser nuestra primera casa masónica en calle Colo Colo en la Comuna de Ñuñoa.

Después del año 1995 continuó participando activamente en las actividades masónicas, y hasta hace pocos años atrás era habitual su asistencia a las actividades de su Logia Araucaria y a las actividades de la Gran Logia Femenina de Chile.

En el año 2005 la GLF de Chile le otorgó el carácter de “Miembro Honorario”, por la gran obra que hizo en la Masonería Femenina Chilena, su perseverancia y ejemplo contribuyó a mantener vivo el espíritu masónico, el que a través de esta distinción contribuye al fortalecimiento de nuestra institución.

Su fructífera labor ya se encuentra en los anales de nuestra Institución, su vida y entrega a la masonería femenina será un ejemplo para las nuevas generaciones y un compromiso para nuestro crecimiento y expansión.

G.·.L.·.F.·.de Chile